Páginas

martes, 20 de diciembre de 2016

Feliz Navidad



El otro día escuché en no sé qué canal que la Navidad se estaba convirtiendo en algo materialista, capitalista y comercial. No, no he sido navideña de toda la vida, pero ahora más que nunca vivo la Navidad de un modo diferente: como una madre. Y es realmente maravilloso, porque a través de los ojitos de mi hijo se ve tan perfecta, tan increíble...

Recuerdo que hace cuatro navidades estábamos a punto de embarcarnos en nuestra cuarta IA. No era un acontecimiento puesto que no era la primera, pero sin saberlo, (aunque muy soñado) iban a ser nuestras últimas navidades siendo dos. En enero de 2014 el predictor se pintaba de rosa tal y como decía una canción de Sergio Dalma, y hoy, mi niño es quien nos transformó en "vividores de navidades realmente increíbles".

Así que sí, soñar es gratis, como siempre digo, al menos hasta nueva orden, y la Navidad es un gran momento para crear un sueño y hacerlo realidad en futuros años nuevos.


Feliz Navidad y próspero 2017. Nos vemos en enero !!!!

martes, 13 de diciembre de 2016

No culpes al karma




No culpes al Karma de lo que te pasa por ser gilipollas. Yo no lo diría tan duramente, pero sí que es verdad que hay muchísimas personas que culpan a otras por dejar de hacer cosas, por haberlas hecho o no haberlas hecho jamás... 

No, yo no me incluyo en este grupo de personas, y no porque me considere ni mejor ni peor, pero sí que es verdad que no tengo problema alguno en asumir mis actos y por supuesto en muchísimas ocasiones me he equivocado y seguiré equivocándome, entonces, ¿para qué culpar a nadie de lo que yo misma decido o hago? 

Cada uno llevamos el timón de nuestra propia vida y desde luego tenemos derecho de hacer lo que nos de la gana, ahora eso sí, de igual modo, pienso que deberíamos de ser "valientes" y asumir cuando nos equivocamos, pues para eso somos humanos, aunque también cierto es que de todo hay en las viñas del Señor y siempre habrá quien asuma su culpa pero señalando con el dedo al que tiene más cerca.

martes, 6 de diciembre de 2016

Frío, Frío, Frío



Estoy congelada. Está claro que el tiempo ha cambiado y lo ha hecho de una manera drástica. Como decía mi abuela, hace mucho que en nuestro país no existe el otoño ni la primavera y que pasamos del calor al frío directamente, sin previo aviso, salvo que el hombre o la mujer del tiempo te dice que el frío viene de tal o cual sitio, por lo demás, no hay una "época de adaptación" y de repente pasas a tener un frío de tres pares de narices. 

Hemos llevado 10 días un tanto complicados, pues mi hijo cogió bronquiolitis y finalmente caí mala yo (como siempre, finalmente nos pasamos y pegamos todo), así que es por eso que sin previo aviso, tuve que ausentarme de la habitación, pero finalmente, estamos bien, porque no hay mal que cien años dure, a Dios gracias ;)

Pero sí, es un tiempo que igualmente me gusta. Mi barrio ya huele a castañas asadas y las tiendas se visten de colores navideños..., así como las calles. A mi hijo le encantan las luces, y durante este pequeño puente, vamos a colocar el árbol de Navidad... sí, porque ya huele a Navidad ¡¡¡ que alegría !!!



martes, 15 de noviembre de 2016

Gracias


Es fácil quererme cuando me pongo falda y me pinto la cara. 
Fácil cuando la sonrisa fue parte de mi alma,
cuando la alegría fue la principal pintura de mi bandera.
Pero yo quiero darte las gracias por quererme con mis imperfecciones. 
Por quererme en aquellos días en los que el sol no brillaba tanto,
en los que la misma vida nos tenía preparado el golpe más duro.
Gracias por estar a mi lado a pesar de todo, 
y todo es cuando lloraba, cuando gritaba a veces por razones oblicuas.
Yo quiero darte las gracias por estar a mi vera cuando me caí,
y cuando me pegué el tortazo más grande de mi vida.
Por seguir cerca de mí cuando yo no dejé de ser yo, pero fui un yo más absurdo.
Gracias por estar a mi lado cuando las cosas no pintaban bien,
cuando me levantaba y acostaba con los mismos pelos,
por insistir en que comiera aún cuando no me entraba ni una cuchara de nada.
Gracias por seguir a mi lado
Porque sí, es fácil quererme cuando mi parte divertida sale a la luz,
pero tú y sólo tú sabes mi otra parte, esa que nadie más conoce y que también fui yo,
esa parte que no sólo asumiste, si no que también aceptaste,
y no sólo me amaste así, también me enseñaste a caminar de nuevo,
y blanqueaste  aquella parte que de repente se volvió oscura dentro de mi alma.
Gracias por ser aquel quien me rescató en el momento que yo más necesitaba. 
Porque sí, es muy fácil quererme cuando sonríe mi alma,
y no tanto cuando se resquebraja.
D. Lorefield

Gracias por tú "Sí quiero" aquel noviembre frío. Gracias por los sueños, por los años, por lo bueno, por lo no tan bueno y sobre todo, gracias por nuestro enanito que sube sillones y baja escalones, que crece a pasos agigantados.

martes, 8 de noviembre de 2016

Pase lo que pase, yo estoy a tu lado


Me hago mayor. Es inevitable, pero aparte de todo, yo soy ese tipo de personas que sí, que me encanta cumplir años, porque eso es precisamente de lo que se trata en la vida. Pero me hago mayor.

Recuerdo aquellos años en los que me preocupaba de cosas que hoy me hacen gracia. Recuerdo también el temperamento brutal que tenía (lo sigo teniendo pero aminoró, las cosas claras), el hecho de hacer de una miguita de arena un auténtico castillo. Recuerdo amar con total locura, tener un amigo para toda la vida y morir si ese amigo me defraudaba. Sufría, sufría mucho, pero mucho por todo y reía con el mismo ímpetu que sufría. Juventud divino tesoro, dicen no?.

Hablar con amigas durante horas colgada al teléfono, ir al burguer o al mc donalds para hacer trabajos del instituto, pasarnos horas en el centro de Madrid, aunque hiciera frío, ir al parque para tomar refrescos y tener charlas eternas con tus mejores amigos, dar vueltas por el centro comercial y ver cosas que no podíamos comprar, pero soñar que algún día compraríamos, hablar de chicos y ponerte colorada si veías al chico que te gustaba y él distraído te miraba. Cosas relevantes, pero cosas tan sumamente importantes... Juventud divino tesoro.
D. Lorefield




NO SÉ SI SERÁN LOS AÑOS...
pero he bajado el volumen delo que escucho y he subido el de lo que siento...
me estremece un atardecer, un sorbo de un buen café, un buen vino, una grata compañía, una bella melodía, el calor de una mirada, el poder de un beso...
No sé si serán los años, pero empiezo a ver la vida tan bella, como realmente es.

martes, 1 de noviembre de 2016

¿Quién eres?




¿Quién eres?. Hace tiempo que no te conozco. Dicen que te has metido en un mundo cochambroso donde el aparentar es más importante que el ser, donde no existe el nosotros, donde sólo existes tú y tus instintos básicos. 

¿Quién eres?. No, no puedo entenderte, aunque prometo que intenté hacerlo mientras pude, y mientras pude traté de llegar a ti. Cuanto más caminé, más te alejabas, así que no fue sorpresa cuando un día de repente dejé de saber quién eres.  

Pero ¿quién eres?, ¿dónde está esa parte que yo conocí de tí?.  Caminas cada día con tu abrigo de mentira, con tu halo de ser alguien que te hubiera gustado ser y le cuentas al mundo aquello que realmente te gustaría haber sido, supongo que porque ser lo que eres a tí mismo te parece poco. Pero no es así, te lo digo yo, porque muy diferente a lo que crees tú, nadie vale por lo que tiene, si no por lo que es en su interior. 

Pero ahora ¿quién eres?, en quién te has convertido?. De repente es más importante cuantas personas sigan tu rostro perfecto, porque es más importante aquello que muestras que aquello que escondes, y sí, escondes demasiado. Eres de mentira, no hay verdad en tus ojos, no hay esperanza sólo quizás dolor y venganza, pero ¿por qué?. No te voy a decir que me acueste cada día en mi cama y me pregunte dónde estás, o con quién o cómo, pero sí hay veces, días, momentos, que sí, que me pregunto ¿quién eres? , pero por desgracia no obtengo respuesta. Te convertiste en algo vanal, en algo pasajero, alguien que sufre y que hace sufrir, por eso no sé quién eres, porque antes tú no eras así, te lo aseguro.
D.Lorefield

martes, 25 de octubre de 2016

La Vuelta A La Tortilla

Aquí os dejo un corto de Paco León que a mí personalmente me encantó y me emocionó a partes iguales.


 

El cáncer. 
Dura palabra. 
Terrible enfermedad. 

Quién de nosotros no ha perdido a un ser querido por este desastre llamado Cáncer. 

Perdí a mi mejor amiga hace 3 años, y sí, la echo muchísimo de menos. Me gustaría contarle tantísimas cosas que pasaron desde entonces, pero sobre todo pienso aquello que la vida le arrebató con tan sólo 33 años. Sí, le arrebató todo. Ella que lo tenía todo y por tener, tenía esa capacidad de lucha, siempre con una sonrisa. Una vez lo dije ya en este blog: ella me enseñó muchísimas cosas que son grandes y permanecerán siempre en mi corazón. Para toda la vida.  
D.Lorefield

martes, 18 de octubre de 2016




Yo siempre he pensado que la vida es de aquellos que sueñan, de aquellos que la viven no al filo como si estuvieran en una navaja, no, pero sí arriesgando, comprobando, soñando, y exclamando.
Protestando, gritando en bajito, quizás también en voz alta en determinadas situaciones.

La vida es de aquellos que se ríen a carcajadas por pequeñas y grandes cosas, por nada y por todo, de aquellos que lloran, que luchan, que se entregan, que sufren e incluso que pierden pero vuelven a empezar, porque empezar no es tan malo, es de humanos, y errar es de sabios, o al menos eso dicen.

Vivir la vida con cordura, pero con locura y al mismo tiempo con los pies pisando el suelo y también tocando una nube con la yema de un dedo. En resumidas cuentas, vivir la vida exclamando, soñando y siendo fieles a quienes somos con respeto a la equivocación pero sin miedo a equivocarnos.
D. Lorefield

martes, 11 de octubre de 2016

También en verano


Todo el mundo sabe la importancia de los abuelos hoy en día. No solamente son unos estupendos canguros, sino que además son una parte muy importante en la crianza de nuestros hijos. Aportan sabiduría, amor y malcrianza, así como una gran retahíla de batallitas de su juventud, que entretienen y aburren por igual.

Hoy en día además, con esta crisis que no están sufriendo los políticos (míralos que majos, un año sin trabajar y cobrando como mínimo el triple que tú y que yo, y seguramente que tú y que yo juntos) los abuelos son el sustento económico de muchísimas familias. Los abuelos lo son todo.

Los medios de comunicación no paran de repetirnos lo importantes que son los abuelos, como si no lo supiéramos. Pero claro, también nos recuerdan que en verano hace calor y tengamos cuidado, bebiendo mucha agua y que en invierno hace frío y que nos abriguemos. Si no fuera por los medios, que velan por nosotros entre anuncio y anuncio, esto sería la anarquía y moriríamos por millones de sed y resfriados.

Pero hay una cosa que nadie recuerda pero que está muy presente en nuestras vidas: la importancia de los abuelos en verano, reservando los mejores sitios en la playa y la piscina.

Nadie se acuerda de esos abuelos que se levantan a primera hora de la mañana para tener la mejor porción de arena en la playa y la mejor sombra bajo el mejor árbol en la piscina, mientras los inútiles de sus vástagos y nietos duermen hasta media mañana como jabalíes hartos de comida.

Estos abuelos, criados y forjados en una guerra civil y su nefasta postguerra no son tema de risa. Su estrategia por coger más sitio de lo que le corresponde a su descendencia y su violencia en defender dicho sitio es equiparable a los SEALS británicos, bestias pardas ahí donde las haya.

Seguramente os haya pasado que,  tratando de dejar tu toalla cerca de ellos, hayas sentido en la nuca esa sensación de peligro, la misma que tendrías si pasaras cerca de la guarida de un león. Pero no solo es la sensación de peligro, lo peor es esa mirada desaprobadora que te clavan. Una mirada que te hace sentir sucio y avergonzado por haber tratado de poner tu toalla cerca de su círculo protector.  Te hace sentir tan mal, que en el fondo de tu ser sabes que no tienes derecho, no solo de no estar cerca de la sombra que han acaparado, sino de estar en esa piscina o playa. Hace que te plantees incluso si te mereces esas vacaciones que llevabas todo un año esperando.
Lo único que te alivia es que, cuando a las doce del mediodía aparecen los hijos y nietos de ese abuelo, este les echa la misma mirada desaprobadora que te echó a ti. Una mirada que se pregunta en qué falló para criar a semejantes desustanciados y blandos de carne.

Por eso, suplico e imploro que nunca olvidemos a los abuelos en verano. Su labor de guardianes de sus descendientes nunca acaba. Y durará hasta que ya no estén con nosotros.


Dios los bendiga.
DR

martes, 4 de octubre de 2016

Con perdón




No, yo no soy de las que piensa que pedir perdón sea una bajeza o algo semejante a tirarse por el suelo para no volver a levantarse. Más bien soy de las que piensan que pedir perdón enaltece a la persona y que muchas veces en ocasiones incluso se consigue estar a gusto con uno mismo, porque para  mí una de las cosas más importantes es estar bien con cada uno de nosotros, pues a fin de cuentas, en esta vida es lo que tenemos seguro: estaremos con nosotros mismos hasta el final de nuestros días, así que aunque sea por sentirme bien e irme a la cama tranquila pido perdón sin que ninguno de mis cuatro anillos se me caigan a ningún lado. 

Sí, porque es de humanos equivocarse y sí, porque todo el mundo merece un perdón y también todos merecemos poder equivocarnos para poder seguir avanzando y si es con un perdón, mejor que mejor. 

Por supuesto hay quien vive con rencores muy escondidos, rencores incluso que tienen un color amarillento y se sientan al lado de un sofá con olor a rancio y permanece ahí y de ese modo durante muchos y muchos años sin apenas cambiar la postura, ¡¡¡ no qué va !!!!, hay rencores que incluso viajan durante eternidades incansables y duermen en una cama vacía de amor, vacía de un ayer con sonrisas, y a mí simplemente me da mucha pena, sí, porque aunque suene a tópico muy típico, sólo tenemos esta vida y hay que hacer lo imposible por estar lo mejor que podamos con el mundo, así como con nosotros mismos. 

Y si lo piensas muy bien, ¿qué pueden llegar  a hacernos como para que estemos tan enfadados como para no perdonar?, ¿vale la pena vivir toda una vida con rencores recónditos sentados a tu lado?. Yo creo simplemente que no...

martes, 27 de septiembre de 2016

Amigos hasta que la L nos separe




El otro día me encontré con un gran amigo en estos este lugar llamado SL. Cuando digo gran amigo es porque verdaderamente es gran amigo. 

Nos conocimos hace más de ocho años cuando ni él ni yo conocíamos este mundo ni tampoco lo que se cocía en él. En esta segunda vida nos llevamos tan sólo dos meses, por lo que  durante todo este tiempo hemos compartido experiencias buenas y no tan buenas. 

A lo largo de los años, vas tropezando con personas, vas conociendo vidas y vas viendo también los entresijos de cada uno con quien te tropiezas. Entre los dos podemos decir que vimos de todo e incluso conocimos personas muy variopintas. 

Por su puesto, yo siempre me quedo con lo mejor, pero eso no quiere decir que esto esté plagado de gente con mucha tela marinera. Aún y con todo me llama la atención aquellas personas con las que tropecé, majísimas, personas con las que compartí infinidad de cosas de sus vidas e incluso de la mía, que reímos que incluso estuvimos al borde de las lágrimas por historias similares, por vivencias, cosas que se puede decir que "te tocan", personas que son un poquito tú y tú eres un poquito ellos, y me llama la atención que en algunos casos esa cercanía se produjera con un suspiro y con el mismo suspiro, ni si quiera te saluden y que cuando les saludas es como si te estuvieran haciendo un favor con su "hola" e incluso en algún momento te digan lo ocupadísimas que están. Bien. Como bien reza un dicho "de todo hay en las viñas del señor" y evidentemente si todos fuéramos iguales hasta SL sería un rollo. Pero casi prefiero que me lancen contra la puerta del olvido que me hagan dramas, porque hay gente demasiado dramática en este mundo. 

Pues de esto y un poquito más estuvimos hablando mi amigo Beer y yo que durante estos ya más de ocho años vimos muchas personas pasar por nuestra vida. Y yo me quedo con él, con gente como él, positiva, real, gente que te hace reír, sincera, sin ningún entresijo extraño, sin dobleces, gente que no te "utiliza" porque se aburren y no tienen otra cosa que hacer, gente que no te monta un melodrama con lágrimas incluídas. Gente limpia, gente que se ríe y hace reír. Sí, y yo a pesar de todo, tuve la magnífica suerte de encontrar a gente con la que aún y a día de hoy tras ocho años, siguen caminando a mi lado, pasito a pasito, gente con la que aún puedo contar y gente que puede contar conmigo. 

Sí, SL es un grandioso mundo repleto de personas, sólo tienes que tratar de tropezar con aquellos que valen la pena, que haberlos haylos y saber distinguir aquellos que te enredarán de mentiras, aquellos que te utlizarán porque no tienen cosa mejor que hacer, aquellos que te mentirán, aquellos a los que molestarás con tú saludo a pesar de haber sido amig@s...pero sí... SL es un grandioso mundo donde yo conocí grandiosas personas, y permaneceré con ellas hasta que la L nos separe ;)

martes, 20 de septiembre de 2016

Despierta !


Yo crecí con la música, las canciones, las letras del Gran Luis Eduardo Aute. Hace relativamente poco tiempo, saltó la aterradora noticia: el cantautor está ingresado en un hospital de Madrid tras sufrir un infarto. Yo espero que mi compatriota salga adelante y que finalmente todo lo sucedido sea un mal sueño. Porque sí, porque este país necesita a gente como él, gente que ilumina los corazones de otras gentes.



Porque este mundo aún necesita tus letras,
porque este mundo siempre necesitará poemas.
Porque hay momentos en que gente como tú es indispensable.
Despierta.
Da igual que lo hagas por la mañana, por la tarde,
de madrugada o incluso al alba.
Porque como dijiste en una de tus canciones,
nada fue el fin de cada etapa.
Despierta.
Porque a este mundo le hacen falta tus letras,
porque gente como tú es la que hace la vida poesía,
porque personas como tú siempre hacen falta.
Despierta !
Porque el mundo sin tus canciones cae en una zanja,
porque soñar debería ser un verbo sin final,
Por favor, despierta !
D.Lorefield

martes, 13 de septiembre de 2016


"Piensa, cree, sueña y atrévete."
Walt Disney.

martes, 6 de septiembre de 2016

Tan fácil como vivir la vida




Dicen que lo que sube baja, y dicen que para que exista una superficie debe haber una base. 

Dicen que lo que se ve se luce y lo que no se pudre... 

Dicen y dicen tantas cosas.

Y quizás lo que sube nunca baja, y sigue subiendo, y las superficies son sólo eso, superficies. A veces no hay que ir buscando la otra parte de cada parte, simplemente vivir el momento, subsistir al instante y escribir pequeños trocitos en tu memoria de aquellas cosas que llamas importantes y que de hecho lo son. La vida no es tan complicada como a veces la pintamos. Vivir es un verbo precioso, y hacerlo de la mejor forma posible es más precioso aún
D. Lorefield



Despegamos !!!! Bienvenid@s tod@s a septiembre. Bienvenidos todos a La Habitación de Lorefield !!!!

martes, 26 de julio de 2016

Vacaciones !!!


¡¡¡ Por fin !!! Este año las esperaba como agua de mayo. Qué ganitas, por favor !!!. Por muchas razones, las vacaciones siempre son especiales, pero desde que mi niño está con nosotros, se ha convertido en algo tremendamente extraordinario, más de lo que ya lo eran las vacaciones. Aparte de todo esto, en verano mi hermana viene a vernos con mi sobrina y se quedan unos días en mi casa y después marchamos a la playa. Más es imposible pedir. Lo tengo todo y soy la más afortunada.


Espero y deseo que vuestras vacaciones sean aquello que esperáis, pero sobre todo y más importante, disfrutar, disfrutar y DISFRUTAR. Sonreír tanto como podáis, hacer lo que deseéis, y descansad mucho y más, que a fin de cuentas, para eso son las vacaciones !.

Volveré en septiembre y cómo no, espero veros a todos, acompañándome, aquí en la Habitación de Lorefield, vuestra habitación ;) 


martes, 19 de julio de 2016





“No hay ninguna cosa seria que no pueda decirse con una sonrisa.” Alejandro Casona

martes, 12 de julio de 2016

Vosotros



No necesito nada más cuando estáis conmigo.  Cada pequeño detalle tiene sentido porque me acompañáis con vuestras sonrisas. Sin vosotros mi vida no sería lo que es. Sois mis razones, mis ilusiones, y también mi desquicie porque a veces me volvéis loca. 

Me gusta vuestro desorden, nuestro día a día. Dais color a mi vida, dais sentido a cada minuto de mis días, no os cambio por nada. Mi lotería sois vosotros dos, mis dos gordos comilones !


martes, 5 de julio de 2016




“Preocúpate mas por tu conciencia que por tu reputación, porque tu conciencia es lo que eres, es tú problema. Tu reputación es lo que otros piensan de tí, y lo que piensen los demás es problema de ellos”. Albert Einstein

martes, 28 de junio de 2016

Te echo de menos




Casi 3 años sin tí. Ni te podrías imaginar cuánto de menos te echo. Cuántas cosas me gustaría contarte, aunque sé que de algún modo las sabes. Te llevo siempre en mi corazón, amiga.


martes, 21 de junio de 2016

Imposible



No, no confío en las cosas imposibles. Yo soy una de esas personas que se agarra a realidades absolutas y posibles. Siempre. Todo es posible, y cuanto más nos esforcemos más posible se hará después, lo importante a fin de cuentas es intentar que se haga realidad, que eso que quieres no esté en un hueco de tu cabeza con una etiqueta que dice "Cosas imposibles", pues yo soy de las que piensa que cuanto menos lo creas, menos posible se podrá hacer. Al final todo depende de nosotros mismos, y aunque quede pedante decirlo, yo no conozco cosas imposibles simplemente porque esa palabra no existe en mi diccionario.


martes, 14 de junio de 2016

Máscaras

Cuando era chica, pensaba que Espinete era real y aún recuerdo el batacazo que me metí cuando sin querer un día que mi madre nos había llevado al circo vi que justamente Espinete era de carne y hueso, exactamente como yo. Qué disgusto me pegué. Crecer no es fácil en ocasiones, entre otras cosas porque poco a poco te das cuenta que la vida no es tan rosa como la ves en tu mente o en tus dibujos animados preferidos y en ocasiones incluso los que hemos tenido que crecer lo bastante deprisa como para apenas recordar unicornios con alas o espinetes reales, o Reyes Magos que traen infinidad de regalos, o Papá Noel que se cuela en tu casa mientras duermes sólo para regalarte aquello que sueñas y llevas pidiendo casi un año entero, lo hace menos fácil, pero a fin de cuentas, es ley de vida. 

Pero cuando aún creces más, y te haces adulto, sí, te das cuenta verdaderamente que sí, que ni los cuentos existen, ni sus personajes, pero en cualquier caso sí que siguen habiendo personas que se cuelan en tu vida para regalarte sonrisas, para prometerte la luna e incluso el sol y nada de eso es verdad. ¿A quién no le ha pasado? 

Los adultos también necesitamos soñar, y siendo chiquitines tenemos un Espinete que de repente un día descubrimos que es tan humano como nosotros y que eso es sólo un disfraz, pero cuando nos hacemos mayores...por desgracia sí, siguen apareciendo Espinetes, personas que nos hacen creer cosas o que quizás creemos porque necesitamos hacerlo.

En cualquier caso, todos necesitamos ese momento de sueños, de cositas bonitas y por desgracia por muy adultos que nos hagamos seguimos encontrando gente que vive con máscaras... Poco a poco, quizás, en algún momento podamos aprender a sospechar de este tipo de personas, lo malo es que te dejas un trocito de tí mismo en el camino porque la confianza va mermando. El problema no es de quiénes somos lo que somos, si no de aquellos que se pasan la vida tratando de ser quiénes no son y tratando de convencernos al resto de aquello que ni ellos mismos creen.  Aún y con todo eso, yo soy de las que piensa que es mejor confiar, creer, y seguir soñando. 




"Todo el mundo lleva algún tipo de máscara, así que debes mirar con atención para encontrar la verdad que se oculta debajo. 

Algunos ocultan la ansiedad de hacerse mayor. 

Otros esconden sus temores a la ruina económica. 

Otros quieren tapar un amor que continúa estando vivo. 

Y luego están aquellos a los que se les cae la máscara, y si  les miras a los ojos, verás quiénes son en realidad, y exactamente de qué son capaces". 
Mujeres Desesperadas

martes, 7 de junio de 2016

Reencuentros




No sé dónde leí una vez, una historia de unos científicos  que haciendo una investigación, metieron cinco o seis monos en una jaula y dentro de la misma una escalera con plátanos arriba. Cuando un mono subía les lanzaban un chorro de agua congelada, cuando un segundo y un tercer mono hacían lo mismo, volvían a lanzar el mismo chorro de agua helada. Cuando pasó un tiempo, si un mono intentaba subir la escalera, otro le pegaba para que no lo hiciera, así que los científicos sustituyeron un mono por otro nuevo, y el mono nuevo cuando intentó subir la escalera, los demás le pegaban auténticas palizas. Los científicos siguieron sustituyendo monos, y siempre los veteranos pegaban al nuevo mono que subía, hasta que finalmente los veteranos fueron también sustituidos. Finalmente quedaron dentro de la jaula monos que nunca supieron la historia del chorro de agua fría al subir la escalera para intentar alcanzar los plátanos, pero... todo mono que intentaba subir la escalera, los demás lo pegaban.

En todas las casas cuecen habas. Es uno de los dichos más realistas que conozco. En cualquier clase de familia, ya sean grandes, o más pequeñas, dando igual la clase social incluso. Para que hayan discusiones, sinsabores y dimes y diretes no es necesario cumplir una serie de requisitos, si no simplemente ser humano, que cada uno tenga un punto de vista y sobre todo que no hayan muchas ganas de dialogar y solucionar malentendidos son los ingredientes necesarios para que esto ocurra. Yo no creo que éste sea el problema, el problema diría que es cuando tú mismo te ves involucrado en esta lucha de gentes y estás "casi obligado" a tomar parte en el asunto del lado por supuesto que "debes" estar. La historia de los monos se repite año tras año en millares de familias de todo el mundo. Es triste no haber conocido la vida de esas personas a las que nunca has conocido, no saber cuándo se casaron, si son felices, cómo viven y dónde están sus casas. No saber ni un mínimo detalle de sus vidas ni ellos de la tuya, es triste.

Yo tuve la fortuna de reencontrarme con alguien de mi familia a la que vi en contadas ocasiones (nacimientos, entierros, bodas...) pero no hablábamos, y descubrí una persona entera, agradable, buena... En estos días estamos a punto de volver a vivir la misma sensación.

Un nuevo reencuentro está a punto de suceder y estoy realmente feliz, porque yo no quiero que mi hijo sea uno de esos monitos, como lo fuimos nosotros. Sí, estoy feliz, y algo me dice que todo irá perfectamente y que vale la pena dar un paso hacía adelante, porque muchas veces en este tipo de historias, justamente pagamos los que ni si quiera conocemos la historia pasada. Y no es que nos de igual, es que muchas veces, en la mayoría de las ocasiones hay que saber comprender las diferentes situaciones e incluso hay que saber perdonar para que tú descendencia no tenga que vivir como monitos ajenos a ese dolor que quizás una vez experimentaste.

Yo pienso que es más fácil aprender a perdonar que enseñar a odiar a los que tienes a tu lado. Así que sí, soy feliz porque quiero que mi hijo conozca a todas y todos y no viva como un monito aislado con una historia pasada que nosotros ni hemos vivido, sólo nos la han narrado. Es cuestión de tiempo que todo llega !!!!



martes, 31 de mayo de 2016

A veces


Sí, realmente conocí muchas personas que aparentaron ser una cosa, y finalmente eran otra, y conocí muchas personas que parecían tener un sentimiento y después con el paso del tiempo resultó ser algo diferente. No voy a poner ejemplos de ningún tipo, yo, simplemente yo puedo asegurar que no siempre demostré lo que realmente sentía.

Hubo una época en mi vida que quería hacer ver al resto del mundo que estaba bien cuando verdaderamente no era así. Era una mezcla entre no hacer daño al que estaba a mi lado, y también un poco por creérmelo yo misma, y qué queréis que os diga?, a veces incluso me lo llegaba a creer, pero tengo que reconocer que pocas veces, aunque por pocas que fueran esas veces, me sentía mejor al menos por esos 5 minutos en los que relataba lo estupendamente que estaba. Así soy yo.

Por supuesto, con el paso de los años te das cuenta que bien o mal, finalmente permanece a tu lado aquel a quien le importas, y por sorpresa te siguen escuchando aquellos a los que llamabas amigos y sí, te llevas gratas sorpresas en algunos casos y en otros, efectivamente no siempre ocurre del mismo modo, aunque... yo no soy partidaria de votar a favor de ese dicho que reza "quien bien te quiere, te hará llorar", por lo tanto, aunque no siempre sean gratas esas sorpresas, es mejor tener dentro del círculo a aquellos que sabes que lo harían todo por tí, al igual (por supuesto) que tú por ellos, y lo demás... son minucias.



"Claro que se puede ser feliz y estar muy triste.
Como se puede ser el primero y llegar tarde.
Hablar al silencio y esperar una respuesta.
No dormir porque en el pecho hay pájaros con frío."
 Las palabras perdidas, Alfredo Buxán

martes, 24 de mayo de 2016

Cambiar



Cambiar... Es algo que puede suscitar miedos, alegrías, esperanzas, desazón, nerviosismo... según en qué momentos, los cambios pueden suscitar mil y un sentimientos, todos entrelazados, pero todo en cualquier caso, representa el avance, el no estancarse, el seguir hacía adelante...

Yo soy de ese tipo de personas que no estoy sujeta a muchos cambios en mi vida, precisamente porque me gusta estar lo más amarrada posible a mis cositas cotidianas, pero aún y con todo, reconozco, que todo cambio significa no quedarse quieto.

Mañana harán 8 años que descubrí esta segunda vida, que para mí nunca fue una segunda vida, ni la consideré como tal pues yo tengo más que suficiente con mi primera vida y única, aunque por supuesto que me reí cantidades ingentes y me lo pasé realmente bien en SL, aunque por supuesto y como muchas veces dije, al tratarse de un lugar donde todos somos anónimos, me dio tiempo a ver gente para todo: gente que lo vivió y lo vive del mismo modo que yo, de manera sana, sólo sana. Gente que por el contrario dedica y dedicó muchísimas horas dentro de este mundo y se les va la vida en ello porque se niegan a vivir fuera de un asiento y de frente a un ordenador, gente increíble, gente que me hizo reír... gente a fin de cuentas que me hizo un SL más acogedor y gente que por el contrario no lo hizo tan agradable, pero que me da igual porque yo me apunto en mi memoria todos aquellos ratos que sirvieron para hacerme reír y lo demás, está de más.


Protagonicé pocos cambios en SL en cuanto a la forma física de mi avi. Respeté algunos rasgos "Propios" y como todos hice un avi con el que más que menos me sentía a gusto y más o menos conseguí sentirme contenta con "mi creación", Pero justo este año, el año en el que cumplo 8 años, decidí hacer un cambio más radical, en el tono de piel, color de ojos, e incluso decidí cambiar la forma de vestir de la señorita Lorefield  ponerla algo más sofisticada. Siempre por supuesto respetando la base principal de mi avi: piercings, gafas, tatuajes y el color azabache del pelo aunque para esta foto escogí un tono rojizo que me gustó para ella. 

8 años de visualizar mil cosas, de encontrar gente que verdaderamente vale la pena, gente que a día de hoy y a pesar de conectar tan poquito, se acuerdan de mandarme LM mediante notes, o incluso ims sólo para preguntar qué tal me va la vida. A todas esas personas, millones de gracias y un sinfín de sonrisas en pequeños saquitos, que no tengo palabras para expresar tanta gratitud como siento. Todas esas pequeñas y grandes personas que hicieron y hacen que mi vida en SL sea genial y como siempre digo, todos ellos son "culpables" de que la señorita Lorefield siga en pié después de 8 años, más de lo que nunca imaginé. Gracias infinitas. 


"El que puede cambiar sus pensamientos, puede cambiar su destino"- Stephen Crane

martes, 17 de mayo de 2016

Vive !!!

Siempre tuve la misma teoría: no hay nada en esta vida que estés exento de vivir, salvo que estés muert@ o simplemente no quieras vivirlo. Yo soy de las que piensa, que es mil veces mejor arrepentirte de las cosas que haces que de las cosas que nunca hiciste. Disfrutar de cada segundo del presente, de cada instante, de cada segundo que tenemos, pues aunque tópico muy típico, cierto es que mañana no sabremos si seguiremos del mismo modo que hoy. Cada segundo que pasa nunca vuelve, está más que claro, y hoy por hoy, me doy cuenta más que nunca de ello, pues veo crecer a mi hijo, y siento por un lado cómo se me pasan los meses entre mis manos, y por otro lado, siento que sí, lo estoy disfrutando muchísimo, más que nunca.



“Si sabes que nada puedes hacer contra tu destino, ¿por qué te produce ansiedad la incertidumbre del mañana? Si no eres tonto, goza del momento presente”
Omar Jayam

 

martes, 10 de mayo de 2016

Un beso solidario


Siempre lo dije, y siempre lo diré, los niños son los que mueven el mundo, son los que siempre nos precederán en todos los sentidos, y son los que siempre cuando llegamos del trabajo, nos sacan una sonrisa, son los que nos enseñan lecciones sin libros debajo del brazo. 

Atresmedia, Abracadabra, Aladina, Menudos corazones, Pequeño Deseo y Theodora, la Asociación Española contra el Cáncer y la Federación Española de Padres de niños con Cáncer se han sumado para conseguir que el día 13 de mayo se declare oficialmente el día Nacional del Niño Hospitalizado. 

Yo mando mi pequeño beso redondo, y sobre todo, deseo con la mayor de mis ilusiones que ningún niño tenga que sufrir absolutamente nada en la vida. Gracias a estas maravillosas Asociaciones que se acercan a nosotros para que podamos colaborar y que podamos aportar nuestro enanito granito de arena, y gracias a esas grandes personas voluntarias y voluntarios que se acercan a los hospitales para hacer más bonita la vida de un peque con ganas de seguir soñando y luchando, sobre todo luchando. 

Visualizar el vídeo y por favor, compartirlo de las mil maneras que se os ocurra para poder enviar vuestro beso redondo, porque de beso en beso, poquito a poquito, pasito a pasito... se pueda avanzar.



martes, 3 de mayo de 2016

Arañitas tejiendo nuestro destino




Yo soy de las que piensa que somos pequeñitas arañitas, y que vamos tejiendo nuestro destino según vamos caminando, con cada paso, con cada persona con la que tropezamos. Aprendemos, desaprendemos, nos caemos y nos levantamos. Y poco a poco, vamos tejiendo nuestro destino, sí, porque yo soy de las que piensan que el destino no está escrito, y que somos nosotros quien escribimos cada palabra, de ese pequeño libro que lleva nuestro nombre, y que aunque muchas veces no depende de nosotros muchísimas cosas en la vida, otras tantas sí las podemos escoger, elegir, apartar o alejar.

Yo escogí creer en mis personas, escogí no llorar por aquella gente que en alguna ocasión me hizo daño, o se alejó sin dar explicaciones, escogí querer a aquellos que en alguna ocasión me quisieron (y me consta). Escogí acordarme de las personas que me hicieron reír, que me apoyaron en momentos delicados, elegí quedarme con los pequeños enfados de aquellos que estuvieron a mi lado a pesar de todo. Escogí alejarme de los falsos amigos que me preguntaron "cómo estás?" sólo por interés propio, y escogí también alejarme de aquellos que ahora sí y dentro de un rato quizás no. Sí, decidí quedarme con las personas que lejos o cerca me quisieron o me quieren aún ahora, y como leí en un estado de un amigo en el whatsapp:  la vida es muy corta para beber malos vinos (aunque yo no bebo alcohol jajajaja). Yo creo en aquellos que me hicieron creer, yo creo en aquellos que me hicieron soñar, que secaron mis lágrimas con o sin un kleenex. Y con todo eso, yo me quedo, señores. 




martes, 26 de abril de 2016

Donde el corazón te lleve




"Cada vez que te sientas extraviada, confusa, piensa en los árboles, recuerda su manera de crecer. Recuerda que un árbol de gran copa y pocas raíces es derribado por la primera ráfaga de viento, en tanto que un árbol con muchas raíces y poca copa a duras penas deja circular la savia. Raíces y copa han de tener la misma medida, has de estar en las cosas y sobre ellas: sólo así podrás ofrecer sombra y reparo, sólo así al llegar la estación apropiada podrás cubrirte de flores y de frutos. Y luego, cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad que respiraste el día que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda y aguarda más aun. Quédate quieta, en silencio, y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve. "
Fragmento Donde el corazón te lleve- Susana Tamaro

martes, 19 de abril de 2016

Kaleidoscope


Que no tengo tiempo suficiente para entrar a SL es por todos sabido, pero aún y con esas cuando entro sigo encontrando amigos que quiero, y charlamos aunque sean 10 minutos, a los que aprovecho la entrada para agradecerles sus ims, sus notes y todo su cariño.

 El otro día estuve de paseo. Verdaderamente hacía muchísimo tiempo que no caminaba por esa segunda vida como una viajera con mochila y el otro día me tomé mi tiempo para hacerlo y así es como conocí Kaleidoscope, y de verdad que me encantó. Tengo que dar las gracias a Christin que me envió el landmark mediante im.









Fantástico lugar sin dudarlo ni un momento. Tranquilo, relajado, y sin lag. Aquí os dejo el taxi para los viajer@s, para los curios@s, para vosotr@s, esperando que os encante tanto como a mí Kaleidoscope un lugar precioso

martes, 12 de abril de 2016

Aférralo




Mira, a mí todo el mundo me considera un descerebrado, no me hagas mucho caso, pero esa es una de las gilipolleces más grandes que he oído en la vida. Las personas que realmente pueden hacerte daño son las que te importan de verdad. Se te meten dentro y te destrozan has el punto que crees que no podrás recuperarte, pero me amputaría el brazo aquí mismo porque  mi mujer volviera a hacerme sentir así una vez más. 

Mi esposa no sólo me partía el corazón, ella me lo arrancaba, se liaba a pisotones con él, se lo daba de comer al perro, no tenía piedad conmigo, pero ya nunca me hará daño. Nunca volveré a sentir eso. 

Y tú aquí, amargándote por algo que tienes, porque tú lo tienes, así que aférralo con las dos manos y no lo sueltes. 
The Punisher- El castigador

martes, 5 de abril de 2016

Sin tu latido...


Es de esas veces que lees, y piensas "no puede ser", "estoy soñando", simplemente porque te niegas a creértelo. Es de esas veces en las que verdaderamente es increíble que ciertas cosas sucedan, pero aunque te restriegas los ojos, la noticia sigue ahí, delante de tu mirada absorta y perdida. 

Hay quien piensa que aunque todos somos buenos, siempre hay un punto que no se es tanto, y que aunque en la mayoría de las ocasiones esos puntos no salen a la luz porque simplemente no es lo habitual, ni lo normal, quizás la situación extrema llega y ni tú mismo sabes que es extrema hasta que finalmente ... sí, es una situación extrema. 

No sé. No sé lo que nos lleva a veces al ser humano a hacer ciertas cosas teniendo comprensión, diálogo, corazón para sentir... y ... a pesar de todo, no significa que seas malo, eres bueno, eres de esas típicas personas buenas de verdad. Y si a mí me preguntan, yo tengo claro que eres bueno, y no es que lo crea, es que lo sé, lo sé, lo sé...

 Pero cuando una situación extrema llega, ¿sale de nosotros lo malo que llevamos dentro? o ¿realmente no tenemos nada malo y la situación nos supera y se nos escapa de las manos? 

En cualquier caso, creo que seguimos siendo buenos pero a veces cometemos errores que nos marcan de por vida. Sólo espero que sepas perdonarte a tí mismo, porque aunque el resto del mundo pueda hacerlo, eres tú quien primero debes hacerlo, y aprender a vivir una vida diferente, totalmente diferente...


martes, 29 de marzo de 2016

... Y que me quiten lo bailao


No, no dejé mi trabajo porque quise, ni tampoco porque estuviera cansada (que lo estaba porque era demasiado estrés, y demasiadas responsabilidades) . Durante años, y cada año que pasaba era más responsabilidad, según decían siempre, por ser polifacética. Un día simplemente decidieron que debía decir adiós, así sin más. Que una mujer se quede embarazada resulta algo extraño. A la hora de contratarla no tienen en cuenta este pequeño "detallito" y de repente un día sucede ese milagro y es cuando en mi caso decidieron que mi carrera en la empresa se acabó. Me hundí. Lo reconozco. Sí, porque no sabía otra cosa que trabajar, de repente debía buscar trabajo en una época donde verdaderamente es complicado. Luego la vida te va situando poco a poco en dónde debes estar, y me pasaron todas esas cosas que es la vida, y aprendes que estudiarla y reestudiarla no vale la pena, que para eso existen los libros. 

He estado años parada. No completamente parada, porque los que me conocéis sabéis que en mi caso eso es prácticamente imposible. Hice cursos de reciclaje de finanzas, me saqué el carnet de conducir y conocí gente maravillosa con la que salir y entrar. Viajé. Me mimé y me mimaron mucho, mientras yo intentaba conseguir el sueño de quedarme embarazada y más o menos sabéis por dónde pasé, así que me ahorraré ese trocito. 

Durante este año y pico he disfrutado de mi niño, le he visto crecer, cada minuto, cada segundo. Es la cosa más maravillosa del mundo y siempre que me preguntan, no lo dudo: si puedes criar a tu hijo, hazlo, porque esos años nunca vuelven y nadie, absolutamente nadie, te los devuelve. Vale la pena, pero muchísimo. 

Ahora trabajo. Mi niño va a la guardería a jugar con los amigos con los que está encantado de la vida, y quiere a su profesora, tela marinera.  Pero yo, me considero afortunada por haber disfrutado de mi niño durante este tiempo donde ni a él ni a mí nos van a quitar esos días de caricias, mimos, abrazos, besos, miradas cómplices, sonrisas, juegos e incluso lloros y rabietas (ahora estamos en esa época de "nonono" y "mío, mío, mío"). Feliz de haber tenido la fortuna de haber bebido cada minuto y segundo con mi niño... y que me quiten lo bailao ;)

martes, 22 de marzo de 2016

Cambios


"Sí, todo puede ocurrir muy deprisa, la vida que conocemos puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos: extrañas amistades pueden florecer, importantes carreras pueden quedar aparcadas, una esperanza perdida hace tiempo puede resurgir... aún así deberíamos de dar gracias por cualquier cambio que nos traiga la vida, porque sin darnos cuenta, llegará un día en que ya no habrá más cambios..."
Mujeres desesperadas-Temporada 3



No, nunca me gustaron los cambios. Soy culpable de no sentirme cómoda con las cosas que cambian, con los momentos que se hacen diferentes (por mínima que sea la diferencia), con las personas nuevas que conoces... por fácil que parezca, o por natural e incluso necesario que resulte, soy culpable de adorar la rutina, de amarla tanto que soy feliz dentro de ella, sin cansarme ni lo más mínimo. Tengo amistades desde hace más de 20 años, por ejemplo, aunque bien tengo que reconocer que por pequeños cambios en mi vida, y por razones x, he tenido siempre la inmensa suerte de encontrarme finalmente cómoda con las personas con las que me he tropezado: trabajo, cursos, en la guardería de mi hijo, y en juegos para android incluso. Extraño, amo mi rutina, temo horrores los cambios y en cambio muchas veces, gracias a éstos, he conseguido conocer gente que verdaderamente vale la pena, increíble ¿verdad? en cambio fue así... Agradecida, sin lugar a dudas, pero tengo que seguir admitiendo que todo cambio me provoca nerviosismo e inquietud, y que soy más amiga de esa famosa frase que tanto me gusta pronunciar: "Virgencita que me quede como estoy"

martes, 15 de marzo de 2016

Es un dolor de corazón


Simplemente porque me encanta esta canción. No hay razón, sólo me encanta...

Buena semana para tod@s.


martes, 8 de marzo de 2016

Yo quería un niño


Yo quería un niño, a toda costa. 

A las 12 semanas me dijeron que parecía un niño.A las 16 semanas volvieron a decir que parecía un niño, y finalmente en la semana 20, me confirmaron que era un niño. 

Tengo un hijo. 

No quería una niña. Evidentemente lo primero que cualquier madre desea, es que su bebé esté sano, eso es lógico (ni debería de haber polémica en ello, porque está claro). Pero no quería una niña. De verdad que no. Pensaba que era complicado tener una niña en esta sociedad, donde las primeras que nos criticamos somos nosotras, por todas las dificultades que siguen habiendo, a pesar de que digamos que no. y que sean las 4 feministas de turno las que salen diciendo que machista es "estar o sentirse triste" o machista es "que un hombre abra la puerta a una mujer" no ayuda para nada al avance de la mujer. Yo me considero feminista, a pesar de que la palabra me parece horrorosa, pero soy mujer y siempre voy a defender a una mujer por encima de todas las cosas, aunque reconozco que igualdad no significa que la mujer esté por encima de ningún hombre... Pero sigue siendo complicado ser mujer, al menos eso era lo que yo pensaba. 

Y tengo un hijo. 

A mí se me olvidó pensar en lo duro que sería educar a mi hijo dentro de una sociedad donde somos las mujeres las primeras que nos pisamos, donde si una "saca el pié del tiesto", las otras la estamos llamando una palabra de 4 letras. Sí, porque quiero que él comprenda cosas que ni nosotras mismas comprendemos, ni respetamos. Se me olvidaron muchas cosas que ahora teniendo a mi hijo me doy cuenta de lo duro que será, y aún así, me esforzaré día por día, para que a mi hijo jamás se le olvide que si estamos aquí es por una mujer, y ese detalle por mínimo que sea debe ser el que le guíe para respetar y querer a la mujer, aunque seamos nosotras las que primero nos tiremos piedras. 

Sí, eso es lo que quiero, que mi hijo no juzgue, ni critique a una mujer por su forma de vestir o vivir la vida, como tampoco me gustaría que lo juzgaran a él. Tarea ardua la mía y la de tantas madres de este siglo, que parece mentira que sea el XXI y hayan tantas antigüedades en él...


8 de marzo día de la mujer trabajadora, y yo espero que algún día se reconozca que la mujer siempre es trabajadora, que al igual que los hombres no tienen un día especial para ellos, nosotras tampoco lo tengamos, porque igualdad es ser igual, y eso implica no tener un día para nosotras.  

martes, 1 de marzo de 2016

Recuerdos


En alguna entrada pasada, ya comenté que de casi todas las cosas que vivimos, finalmente son muy poquitas de aquellas de las que nos acordamos por ser especiales tanto para bien como para mal. De los 365 días que tiene el año, quizás se cuentan con los dedos de una mano aquellos días que guardamos y nos llevamos en una maleta allí donde vamos. Una de las cosas que jamás olvidaré en mi vida es y será el nacimiento de mi hijo, y muchas de las sonrisas que él me proporciona cada día. Vosotros qué guardáis en vuestra cajita de recuerdos?.



Aquella noche Mijail me contó que él creía que la vida nos concede a cada uno de nosotros unos escasos momentos de pura felicidad. A veces son sólo dias o semanas. A veces, años. Todo depende de nuestra fortuna. El recuerdo de esos momentos nos acompaña para siempre y se transforma en un país de la memoria al que tratamos de regresar durante el resto de nuestra vida sin consegurilo. Carlos Ruiz Zafón

martes, 23 de febrero de 2016

¡¡¡¡ QUIERO TU PELO !!!!



Una de las cosas que tiene un mundo virtual, es la superficialidad, y más concretamente en Second Life, y cada año que pasa, mucho más. Yo quiero hacer mención a una entrada de los que yo considero mis amigos, Disfruta Second Life

Habla concretamente del cambio que ha experimentado SL durante todos estos años. Los avatares que entrábamos antes, éramos "más pacientes" a la hora de aprender y para nosotros, no era tan importante el ser "alguien pixelado perfecto"  para poder estar listo para lo que haga falta. Más bien el caminar sin chocarme, o no quedarme calva era una de las cosas que yo me afanaba en aprender. 

Dentro de que la estética siempre es importante casi en todos los lados, sí que es verdad que los avatares que entran ahora, quieren ser guapos y perfectos ahora. Y yo ... no me habitúo a tanta superficialidad, a tanta falta de respeto y a tanta pesadez junta. Yo soy del 2008, perro viejo, como aquel quien dice, y desde siempre, mi paciencia ha sido más o menos baja para este tipo de personas que te asaltan y te dicen "quiero tú pelo", perooooooooo, vamos a verrrrrrrrrrrrrrrr, ¿os imagináis en RL diciendo a alguien "quiero tu pelo?", te mirarían con cara de "está chalada", eso como mínimo. Nada, pues en Second Life eso pasa cada día y entonces le das la información "cuesta 250 Lindens y es de Truth" y entonces lo siguiente que lees es "cómo se gana dinero?", y ahí es cuando echo humo de verdad. Yo vengo de Xploders, de sillas, de acampar... (como digo soy perro viejo) y me costó un triunfo tener mi pelo, mi casa, en resumidas cuentas, mis cositas. Eso por no mencionar que yo sentí mi avi "mío" después de llevar en Secon Life año y medio (más o menos). 

Yo a este tipo de personas, les diría que traten de divertirse, de pasarlo bien, de ir aprendiendo las cosas de este mundo despacio, que todo conlleva un tiempo para poder sentirte agusto con tu avi. Que hablen, que interactúen, incluso que aprendan idiomas hablando con otras personas de otros países. Que es un mundo realmente estupendo donde se pueden hacer millones de cosas aparte de ser un pixel bonito. Que descubran lugares que otras personas han creado sin ningún tipo de ánimo más que para que el resto nos divirtamos. Que viajen, que vuelen, que bailen... pero sobre todo que HABLEN. 

Second Life es un mundo creado por gente como nosotros y yo comprendo que los "avis más antiguos" debemos tener más paciencia con los "avis más nuevos", pero creo que entre todos podemos hacer que Second Life sea un lugar como antaño (por supuesto no todo el mundo busca lo mismo) pero entre todos podemos hacer que este mundo no decaíga, porque es por todos nosotros que esto sigue en pié y de nosotros depende que esto siga en marcha. 

Aprovecho la entrada, por si lee, para decir que yo entro poco (y cada vez menos) a esta segunda vida, porque en la mía necesito un extra de otras 24 horas más para poder vivir (jajajaja) para decir que yo aunque entro poco, últimamente me acuerdo mucho de Bolo, aquel con quien descubrí lugares maravillosos en Second Life que había hecho gente como nosotros. Pues eso, si lees, Bolito, se te echó y se te echa de menos, porque aunque entro poquito, gente como tú es la que hace falta en cualquier L del mundo mundial, y cuánta razón llevabas en muchas cosas que me dijiste, amigo.



Serás todo lo guapa que quieras, pero dime... si el mundo fuera ciego, ¿a cuánta gente impresionarías? Sabina

martes, 16 de febrero de 2016

Ruido


Nunca me gustó el silencio. De verdad. Me dicen que soy inquieta, y no es que yo me considere movida, pero no me gusta nada el ruido del silencio. No me gusta, porque me vuelvo sorda. Necesito estar en movimiento.

Necesito el ruido de manera constante. Cuando era chica, cuando mi madre se tumbaba en la cama, y cerraba los ojos, yo iba corriendo a pedir que los abriera y me ponía tremendamente nerviosa. Imaginaros, yo era tan pequeña que no recuerdo esos momentos ni lo que yo sentía para decirle aquello.

Y cada año que pasa, me gusta menos el silencio. Siempre tengo que estar haciendo cosas, en pleno movimiento con pleno ruido. Y esto se hizo todavía más fuerte cuando tuve mi tercer aborto y coincidió con el fallecimiento de mi mejor amiga.

No me importa decirlo: necesito movimiento. No tengo miedo de estar conmigo misma, sólo es que me gusta el ruido, demasiado, me encanta el movimiento. Lo reconozco, yo soy diurna, del sol y de todos los ruidos posibles, música, pasos, tele, conversaciones... yo soy amiga de todo aquello que no me deje sorda ni por un segundo de mi vida, y si hay algo que me ensordece, ése es el silencio.


martes, 9 de febrero de 2016

"Llamar pequeña a la persona más grande. Llamar fea a la cosa más bonita del mundo. Llamar idiota a la persona que te hace sonreír".

Yo simplemente, con total sencillez, lo llamaría dislexia. Dislexia por no ver lo que tienes de frente, a pesar que tienes ojos. Dislexia por no darte cuenta de la mano que te agarra cada día para que no caigas. Dislexia.... yo conocí tanta, pero tanta gente disléxica...
D. Lorefield



martes, 2 de febrero de 2016

Cual es tu número?




¿Cuántas personas en alguna ocasión o a lo largo de su vida se han dejado llevar por aquello que dice la gente de su alrededor?. El otro día vi una película que me hizo pensar. Nunca lo había pensado más de cinco minutos, pero ¿cuántos de nosotr@s nos hemos dejado llevar por aquello que nos ha dicho la gente?. Cuando hablo de gente, no hablo sólo del exterior, gente con la que has estudiado, tus vecinos, amigos, conocidos, o amigotes y amigotas, si no también tú gente, personas que te quieren y a las que quieres.

Tras un despido y por puro aburrimiento en el trayecto a su casa, Ally decide leer el artículo de una revista que guardaba dentro de un cajón con las pertenencias que tenía en su oficina, donde dice que las personas que se han acostado con más de 20 personas acaban solas. Ella, sola, decide contar con cuántos chicos ha estado más allá de los besos y descubre entonces que su cupo está al máximo y que por tanto, debe encontrar su amor dentro de los amores que ya había vivido. Así que se embarca en la "reconquista" de aquellos chicos con los que ha estado años atrás, sin darse cuenta que el amor muchas veces está más cerca de lo que uno mismo pueda imaginarse. ¿Por quién se decidirá finalmente?.

Sí, ciertamente es una película de las típicas, pero a mí me ha parecido bonita y me ha dado qué pensar que muchas veces hacemos lo que la sociedad estipula como mejor, e incluso muchas veces (yo he conocido casos) los padres que quieren lo mejor para sus hijos, terminan dándoles consejos de qué chico o chica "les conviene" cuando la vida de cada uno, debería de ser elegida, por cada uno.

¿Con cuántos?, o ¿what´s your number? (¿cuál es tu número?), comedia romántica, más que previsible (lo reconozco) pero me ha gustado, y por eso quería recomendarla.



martes, 26 de enero de 2016

Sonreír


Por norma general, (aunque no es una norma que siempre me sea posible cumplir) suelo quedarme con las cosas buenas, con aquello que me hizo reír, con aquello que mínimamente me sacó una sonrisa por pequeña que sea. Y aunque no hace mucho estuve con unos amigos debatiendo aquello de que "la mente casi nunca es selectiva con lo que es bueno, si no que va por libre", sí que es verdad, que por mi propia salud mental y física, intento siempre quedarme con lo bueno que la gente o las situaciones me brindan, y lo demás simplemente es el resto, que para mí simplemente resta y no importa. Como he dicho en alguna situación, a lo largo de nuestra vida, la mayoría de nosotros recordaremos las cosas más importantes, y triste o alegre, no logramos acordarnos de cada día y cada minuto. Así que ... sí, es importante guardar en nuestro bolsillo aquello que nos aporta sonrisas, ilusiones, fantasía, buenos ratos... Señoras y señores, lo demás, debería ser sólo el resto.



Y a poquito,
que sonrías llegará la alegría.
Sí, de los ratos peores germinan los buenos,
sonreír no se compra no vale dinero. 
Rosana Arbelo

martes, 19 de enero de 2016

Influenciable


Influcienciable. Dicho así, suena a una película (de esas de saga) o incluso una canción con un estribillo incluso bonito. Pero no, en este caso no es eso. Es algo que soy yo: influenciable. Y no es que tenga falta de personalidad propia, ni que no sepa tomar mis propias decisiones, porque creo que hasta ese punto no llego, pero a la hora de la verdad, cuando algo se tuerce o no se tuerce, si se balancea solamente, yo de repente torno a ser influenciable. No me importa lo que diga un desconocido o un conocido, pero en cambio sí lo que diga un amigo (o lo que yo considero un amigo). 

Pues esto el año pasado por estas fechas estalló en mi cara. Es verdad que se estuvo "cociendo a fuego suave" e "hirviendo en su propio jugo" durante meses y de repente en enero hizo tal "crash" que para ser sincera, hasta ahora no se me ha ocurrido decir "esta boca es mía" del dolor y alucinación (sobre todo) que me produjo. 

Poco a poco en mi cabeza se agolpaban situaciones, vivencias, que dejaban un "no sé qué y qué se yo" dentro de mí. Mis oídos recibían información (creíble o increíble) que dejaban paso a un malestar con aquello de lo que se me hablaba. Y yo no me di cuenta. No, ¿para qué me iba a dar cuenta?. Cuando la información viene de una fuente "creíble" ¿para qué iba a perder mi tiempo en ver que no estamos todos los que somos ni somos todos los que estamos?. 

Pues eso. Y al final pasó lo que tenía que pasar, que estalló y me dejó la cara embarrada. Dicen que todo pasa y yo a esto añadiría que de todo se sale y finalmente, aparte de aprender la lección, también te das cuenta que no era tan dramático.

Y no es que en un año me haya vuelto menos influenciable, pero sí aprendí a no creer a pies juntillas las cosas que llegan a mi oído, aunque sea de alguien que conozco mucho, siempre es mejor dar el beneficio de la duda a todo el mundo, porque ni todo el mundo es tan bueno, ni los que son tan malos, lo son tanto, y a fin de cuentas, todos y todas, debemos responsabilizarnos de nuestros actos y no culpar al que tenemos al lado de haber dejado de lado cosas, cosos y coses. Más que nada, porque no es justo e ir contando el cuento según te conviene a todo el que tienes alrededor, lo convierte en más injusto, si cabe...



martes, 12 de enero de 2016

Quiero...




Yo quiero que lo tengas todo. Que te levantes cada mañana sin que eches de menos absolutamente nada. Y que te asomes por la ventana e incluso si llueve tengas un paraguas en tu mano. 

Me gustaría que lo que esperes de la gente sea lo que tú imaginaste, que nadie te haga daño, ni si quiera en las peores de las pesadillas. Quiero que tu salud jamás se resquebraje, ni que nadie de los tuyos pase por enfermedades. 

Quiero un mundo exquisito para tí, de esos de cinco cubiertos y que el buffet sea tan libre, que puedas pillarte un atracón sin que te siente mal al estómago. 

Deseo que si te caes lleves rodilleras, y que si no las llevas haya un colchón debajo. 

Y yo prometo que haré todo lo que esté de mi mano para protegerte. Y que si lloras, estaré a tu lado, y que si estás triste sólo sean cinco minutos y después vengan las mayores de las alegrías, porque como bien dicen: después de la tempestad, viene la calma. 

Quiero lo mejor para tí, porque sí, porque te lo mereces. Y en esos días en los que no sepas qué hacer, te sientes de frente a tu ordenador, y encuentres tan sólo dos minutos para sentarte aquí conmigo... en la habitación de Lorefield.
D. Lorefield

Empezamos. Bienvenid@s a 2016, bienvenid@s a mi vuestra casa.